skip page navigationOregon State University

Centro de Información de Micronutrientes

Ácido Pantoténico


Español | English


El ácido pantoténico, también conocido como vitamina B5, es esencial para todas las formas de vida (1). El ácido pantoténico se encuentra en todas las células vivas como parte en la forma de coenzima A (CoA), una coenzima esencial en numerosas reacciones químicas (2).

Función

Coenzima A

El ácido pantoténico es un componente de la coenzima A (CoA), una coenzima esencial en una variedad de reacciones que sostienen la vida. La CoA es necesaria en reacciones químicas que generan energía a partir de los alimentos (grasas, carbohidratos, y proteínas). La síntesis de grasas esenciales, colesterol, y hormonas esteroidales necesita CoA, al igual que la síntesis del neurotransmisor acetilcolina, y de la hormona melatonina. El grupo hemo, un componente de la hemoglobina, requiere de un componente que contiene CoA para su síntesis. El metabolismo de una serie de medicamentos y toxinas en el hígado necesita CoA (3).

Se nombró a la Coenzima A por su papel en reacciones de acetilación. La mayoría de las proteínas acetiladas en el cuerpo han sido modificadas por la adición de un grupo acetato cedido por CoA. La acetilación proteica afecta la estructura tridimensional de las proteínas, alterando potencialmente su función. Por ejemplo, las reacciones de acetilación pueden afectar la actividad de las hormonas peptídicas. Al parecer, la acetilación de proteínas juega un papel en la división celular y la replicación del ADN y también afecta a la expresión de genes facilitando la transcripción de ARNm. Además, una serie de proteínas se modifican por medio de la unión de cadenas largas de ácidos grasos cedidos por CoA. Estas modificaciones son conocidas como acilación de proteínas y parecen jugar un papel importante en la señalización celular (4).

Proteína transportadora de grupos acilo

La proteína transportadora de grupos acilo necesita del ácido pantoténico en la forma de 4’-fosfopanteteína para su actividad como enzima (4, 5). Tanto la CoA como la proteína transportadora de acilo son necesarias para la síntesis de ácidos grasos. Los ácidos grasos son componentes de algunos lípidos, que son moléculas de grasa, esenciales para una función fisiológica normal. Entre estas grasas esenciales están los esfingolípidos, componentes de la vaina de mielina, la que mejora la conducción de la transmisión nerviosa. Otro ejemplo de estas grasas esenciales son los fosfolípidos que se encuentran en las membranas celulares.

Deficiencia

Una deficiencia de ácido pantoténico de origen natural en seres humanos es muy rara y sólo se ha observado en casos de desnutrición severa. Los prisioneros de la 2a Guerra Mundial en Filipinas, Birmania, y Japón experimentaron entumecimiento, ardor doloroso y hormigueo en los pies; estos síntomas fueron aliviados específicamente con ácido pantoténico (4). Se indujo experimentalmente en humanos una deficiencia de ácido pantoténico a través de la co-administración de un antagonista del ácido pantoténico y una dieta deficiente de ácido pantoténico. Los participantes en este experimento se quejaron de dolor de cabeza, fatiga, insomnio, molestias intestinales, y entumecimiento y cosquilleo en manos y pies (6). En un estudio más reciente, los participantes que se alimentaron sólo con una dieta libre de ácido pantoténico, no desarrollaron signos clínicos de deficiencia, aunque algunos se mostraron apáticos y se quejaron de fatiga (7). El homopantotenato es un antagonista del ácido pantoténico con efectos colinérgicos (similares a los de un neurotransmisor, la acetilcolina). Se utilizó en Japón para mejorar la función mental, especialmente en enfermedad de Alzheimer. Rara vez se encontró el desarrollo de encefalopatía hepática, una condición de funcionamiento anormal del cerebro producto de una falla en la eliminación de toxinas por parte del hígado. La encefalopatía se revirtió por suplementación con ácido pantoténico, sugiriendo, pero no probando, que se debió a una deficiencia de ácido pantoténico causada por el antagonista (5).

Debido a que la deficiencia de ácido pantoténico es muy rara en humanos, la mayor parte de la información respecto de los efectos de su deficiencia viene de investigación experimental en animales. Ratas con deficiencia de ácido pantoténico sufrieron daño en las glándulas adrenales, mientras que monos desarrollaron anemia debido a una síntesis disminuida de grupos hemo, un componente de la hemoglobina. Perros con deficiencia en ácido pantoténico desarrollaron niveles bajos de glucosa, respiración y frecuencia cardiaca aceleradas y convulsiones. Los pollos desarrollaron irritación de la piel, anomalías en el plumaje y daño en nervios espinales asociado con la degeneración de la vaina de mielina. Los ratones con deficiencia de ácido pantoténico mostraron tolerancia disminuida al ejercicio y almacenaje reducido de glucosa (en la forma de glucógeno) en músculo e hígado. Los ratones también desarrollaron irritación de la piel y aumento de canosidad del pelaje, efectos que se revirtieron por la administración de ácido pantoténico. Este hallazgo condujo a la idea de añadir ácido pantoténico al champú, aunque este no ha tenido éxito en la restauración del color del cabello en humanos (4). La diversidad de los síntomas enfatiza las numerosas funciones del ácido pantoténico en su forma de coenzima.

La Ingesta Recomendada de Nutrientes (IRN)

A la Junta de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina le pareció que la evidencia científica existente era insuficiente para calcular una IRN para el ácido pantoténico, por lo que estableció un nivel de Ingesta Adecuada (IA). La IA de ácido pantoténico se basó en una ingesta recomendada estimada en grupos de población sana (8).

Ingesta Adecuada (IA) de Ácido Pantoténico
Etapa de la Vida  Edad  Hombres (mg/día)  Mujeres (mg/día) 
Infantes  0-6 meses  1.7  1.7 
Infantes  7-12 meses  1.8  1.8 
Niños  1-3 años 
Niños  4-8 años 
Niños  9-13 años 
Adolescentes  14-18 años 
Adultos  19 años y más 
Embarazo  Todas las edades  - 
Amamantamiento  Todas las edades  7

 

Tratamiento de Enfermedades

Curación de heridas

Se ha demostrado en animales que la administración oral de ácido pantoténico y la aplicación de pantotenol en ungüento sobre la piel aceleran el cierre de las heridas de la piel y aumentan la fuerza del tejido cicatricial. La adición de D-pantotenato de calcio a un cultivo de células de piel humana con una herida artificial aumentó el número de células migratorias de la piel y la velocidad de migración, efectos que supuestamente aceleran la cicatrización de la herida (9). Sin embargo, hay poca información que apoye la cicatrización acelerada de heridas en humanos. Un estudio aleatorizado y de doble ciego en pacientes sometidos a cirugía para remover un tatuaje encontró que la suplementación con 1,000 mg de vitamina C y 200 mg de ácido pantoténico no mejoró significativamente el proceso de curación de heridas (10).

Colesterol alto

Una serie de investigadores ha reportado que un derivado del ácido pantoténico llamado pantetina posee un efecto hipocolesterolemiante. La pantetina es de hecho, dos moléculas de panteteina unidas por un enlace disulfuro (un enlace químico entre dos átomos de azufre). En la vía de sintesis de la coenzima A (CoA), la pantetina está más cerca de la CoA que el ácido pantoténico y es el componente funcional de la CoA y de las proteínas transportadoras de grupos acilo. Varios estudios mostraron que una dosis de 900 mg de pantetina usada diariamente (300 mg tres veces al día) es significativamente más efectiva que el placebo en la disminución del colesterol total y de los niveles de triglicéridos en la sangre, tanto en individuos diabéticos como en no diabéticos (11). También se encontró que la pantetina disminuye el colesterol y los niveles de triglicéridos en pacientes diabéticos en hemodiálisis sin efectos secundarios adversos. El hecho de que la pantetina tenga pocos efectos secundarios fue especialmente atractivo para pacientes de hemodiálisis debido a que pacientes con falla renal presentan un riesgo aumentado de toxicidad por medicamentos (riñón) (12). La pantetina no es una vitamina; es un derivado del ácido pantoténico. La decisión de utilizar pantetina para tratar colesterol y triglicéridos sanguíneos elevados debiera hacerse en colaboración con un profesional médico calificado que pueda proporcionar un seguimiento adecuado.

Fuentes

Fuentes alimenticias

El ácido pantoténico se encuentra disponible en una variedad de alimentos. Fuentes ricas en ácido pantoténico incluyen hígado y riñón, levadura, yema de huevo y brócoli. Pescados, mariscos, pollo, leche, yogurt, legumbres, setas, paltas (o aguacates), y camotes son también buenas fuentes de este ácido. Los granos enteros son buenas fuentes de ácido pantoténico, al procesar y refinar los cereales podría resultar en un 35% a un 75% de pérdida (8). Encuestas nutricionales nacionales de gran envergadura fueron incapaces de estimar la ingesta de ácido pantoténico debido a la escasez de información sobre el contenido de ácido pantoténico de los alimentos. Estudios más pequeños sugieren que la ingesta diaria promedio de ácido pantoténico sería a partir de 5 a 6 mg/día en adultos. La siguiente tabla muestra algunos alimentos ricos en ácido pantoténico, junto a su contenido en miligramos (mg). Para mayor información sobre el contenido de nutrientes de los alimentos, revise la base de datos de composición de los alimentos del USDA.

Alimento Porción Ácido Pantoténico (mg)
Pescado, bacalao (cocido) 3 onzas 0.15
Atún (claro, enlatado en agua) 3 onzas 0.18
Pollo, cocido 3 onzas 0.98
Huevo (cocido) 1 grande 0.61
Leche 1 taza (8 onzas) 0.83
Yogurt 8 onzas 1.35
Brócoli (cocido) 1/2 taza (picado) 0.48
Lentejas (cocidas) 1/2 taza 0.63
Arvejas (cocidas) 1/2 taza 0.58
Palta o aguacate, California 1 entera  1.99
Camote (cocido) 1 mediano (1/2 taza) 0.88
Setas (crudas) 1/2 taza (picadas) 0.52
Langosta (cocida) 3 onzas 0.24
Pan, trigo entero 1 rebanada 0.19

 

Bacterias intestinales

Las bacterias que normalmente colonizan el colon (intestino grueso) son capaces de producir su propio ácido pantoténico. Aún se desconoce si los humanos pueden o no absorber en cantidades significativas el ácido pantoténico sintetizado por sus propias bacterias intestinales. Sin embargo, se identificó un proceso especializado para la captación de biotina y ácido pantoténico en células en cultivo derivadas de la mucosa de colon, sugiriendo que los humanos tal vez sean capaces de absorber el ácido pantoténico y la biotina producida por las bacterias entéricas (13)

Suplementos

Ácido pantoténico

Los suplementos comúnmente contienen pantotenol, un derivado del alcohol más estable, el que rápidamente es convertido en ácido pantoténico por los humanos. El D-pantotenato de calcio y el D-pantotenato de sodio, las sales de calcio y sodio del ácido pantoténico, están disponibles también como suplementos (4).

Pantetina

La pantetina es utilizada como un agente hipocolesterolemiante en Europa y Japón y se encuentra disponible en los EE.UU. como un suplemento dietético (14).

Seguridad

Toxicidad

Se desconoce si el ácido pantoténico es tóxico para los humanos. El único efecto adverso observado fue diarrea, resultado de una ingesta muy alta de 10 a 20 gramos/día de D-pantotenato de calcio (15). Sin embargo, existe un informe de un caso de derrame pleuropericárdico eosinofílico con riesgo vital en una mujer de edad avanzada, que tomó una combinación de 10,000 mcg/día de biotina y 300 mg/día de ácido pantoténico por dos meses (16). Debido a la falta de informes de efectos adversos cuando se estableció la Ingesta Recomendada de Nutrientes (IRN) de ácido pantoténico en 1998, la Junta de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina no estableció un nivel máximo de ingesta tolerable (NM) para el ácido pantoténico (8). La pantetina es generalmente bien tolerada en dosis de hasta 1,200 mg/día. No obstante, se ha reportado efectos secundarios gastrointestinales, tales como nauseas y acidez (14).

Interacción con drogas

Anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) que contengan estrógeno y progestina podrían aumentar la necesidad de ácido pantoténico (15). El uso de pantetina en combinación con inhibidores de HMG-CoA reductasa (estatinas) o con ácido nicotínico, podría producir un efecto aditivo sobre los lípidos sanguíneos (14).

Recomendación del Instituto Linus Pauling

Poco se sabe acerca de la cantidad de ácido pantoténico necesario en la dieta para promover una salud óptima o prevenir enfermedades crónicas. El Instituto Linus Pauling apoya la recomendación dada por la Junta de Nutrición y Alimentos de 5 mg/día de ácido pantoténico para adultos. Una dieta variada debería proveer ácido pantoténico suficiente para la mayor parte de la gente. Siguiendo la recomendación del Instituto Linus Pauling de tomar un suplemento multivitamínico-mineral diariamente, que contenga el 100% del Valor Diario (VD), asegurará una ingesta de ácido pantoténico de al menos 5 mg/día.

Adultos mayores (> 50 años)

Actualmente, hay poca evidencia de que los adultos mayores difieran en su ingesta o en su necesidad de ácido pantoténico. La mayoría de los suplementos multivitamínicos/multiminerales aportan al menos 5 mg/día de ácido pantoténico.

Referencias


Escrito en Mayo 2004 por:
Jane Higdon, Ph.D.
Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregon

Actualizado en Abril 2008 por:
Victoria J. Drake, Ph.D.
Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregon

Revisado en Abril 2008 por:
Nora Plesofsky, Ph.D.
Asociado de Investigación en el College de Ciencias Biológicas de la Universidad de Minnesota

Traducido al Español en 2012 por:
Guillermo Sandoval, Facultad de Odontologia, Universidad de Chile;
Revisado y editado en Diciembre 2012 por:
Andrew F.G. Quest, Ph.D. y Lisette Leyton, Ph.D.,
Profesores Titulares del Instituto de Ciencias Biomédicas,
Facultad de Medicina, Universidad de Chile,
en el marco del proyecto Anillo #ACT1111, grupo NEMESIS.

La traducción de el MIC del Inglés al Español fue asegurado, en parte, por una subvención de Bayer Consumer Care AG, Basel, Switzerland.

Derechos de autoría  2000-2014  Instituto Linus Pauling


Exclusión de responsabilidades

El centro de informaciones sobre micronutrientes del Instituto Linus Pauling entrega información científica relacionada con aspectos de importancia en salud pública de factores dietéticos, suplementos, comestibles y bebestibles para el público en general. Esta información se entrega con el entendimiento que ni el autor ni la imprenta están entregando consejos de naturaleza médica, psicológica o nutricional. La información no debe ser usada para reemplazar la consulta con profesionales de las áreas de cuidado de salud o de nutrición.

La información entregada en relación a factores y suplementos dietéticos, comestibles, y bebestibles, contenida en este sitio Web, no cubre todos los usos, acciones, precauciones, efectos secundarios, e interacciones posibles. No debe ser considerado como consejo nutricional o médico para resolver problemas individuales. La responsabilidad legal por las acciones individuales u omisiones que se derivan del uso de este sitio está expresamente excluida.