skip page navigationOregon State University

Centro de Información de Micronutrientes

El Ciclo Visual


El retinol es transportado a la retina a través de la circulación, en dónde penetra al interior de las células del epitelio pigmentario de la retina. En ese lugar, el retinol se esterifica para formar un retinil éster que pueda ser almacenado. Cuando es necesario, los ésteres de retinol se separan (hidrolizan) e isomerizan para formar 11-cis-retinol, el que puede ser oxidado para formar 11-cis-retinal. El 11-cis-retinal puede ser transportado a las células bastones, en donde se une a una proteína llamada opsina para formar el pigmento visual rodopsina (también conocido como púrpura visual). La absorción de un fotón de luz cataliza la isomerización del 11-cis-retinal en holo-trans-retinal, lo que provoca su liberación. Esta isomerización gatilla una cascada de eventos, conduciendo a la generación de una señal eléctrica en el nervio óptico. El impulso nervioso generado en el nervio óptico es transmitido al cerebro en donde puede ser interpretado como visión. Una vez liberado, el holo-trans-retinal se convierte en holo-trans-retinol, el que puede ser transportado a través de la matriz de interfotorreceptores hacia el epitelio celular retinal para completar el ciclo visual.